Noticias

3 noviembre 2015

Nueva investigación tratamiento de cáncer de mama

Clínica IRAM presenta nueva investigación sobre tratamiento de cáncer de mama

Clínica IRAM estuvo presente en el XII Congreso Chileno de Mastología 2015, el cual se realizó en Pucón, entre los días 27 y 29 de septiembre, y que fue convocado por la Sociedad Chilena de Mastología. Para este importante encuentro acudieron profesionales nacionales e internacionales de las diferentes áreas que abarca el cáncer de mama: Anatomía Patológica, Radiología, Cirugía Oncológica, Cirugía Plástica, Radiooncología y Oncología Médica.

La Dra. Lorena Vargas de Clínica IRAM, se encargó de presentar el trabajo titulado “Evaluación de cosmesis por pacientes con cáncer de mama en etapa temprana tratadas con radioterapia”. Dicho estudio se realizó desde junio del 2014 hasta julio de 2015, con la colaboración de 352 pacientes, que recibieron radioterapia entre 1999 y 2015.

Su propósito consistió en evaluar los resultados logrados con la radioterapia
hipofraccionada que es una técnica de reciente introducción en Chile y que requiere menos sesiones de tratamiento, comparándolos con los obtenidos con la radioterapia convencional, principalmente en cuanto a toxicidad y al aspecto estético, ya que sabemos que la efectividad oncológica es igual. La cosmesis es una de las preocupaciones que tienen las mujeres que desarrollan tumores en sus mamas y que deben someterse a intervenciones médicas.

Radioterapia para el cáncer de mama

La radioterapia se administra en fracciones o sesiones. La cantidad total de radiación que recibirá la paciente se mide en unidades llamadas Gray (Gy). “En los tratamientos convencionales, se aplican dosis entre 1,8 a 2 Gy. Cualquier dosis por encima de los 2 Gy está dentro de lo que se denomina hipofraccionamiento”, explica la doctora Vargas.

Indica que para combatir el cáncer de mama, para algunas pacientes en Clínica IRAM se emplea una radioterapia hipofraccionada con dosis de 40 a 42,56 Gy, que es más baja que la dosis convencional (50 Gy). Pero esta mantiene la efectividad debido a que se entrega una dosis mayor por sesión (2,66 Gy). Lo anterior permite hacer el tratamiento en menos sesiones que la radioterapia convencional, lo que es más cómodo para las pacientes. Esto se puede lograr de manera segura gracias a los avances técnicos que ha tenido la radioterapia en los últimos años y que están disponibles en Clínica IRAM.

El estudio que llevó a cabo Clínica IRAM permitió determinar si la alta dosis por fracción de la radioterapia hipofraccionada afecta la salud de la paciente y aspecto de la mama, tanto o más que los esquemas convencionales.

El tratamiento del cáncer de mama con radioterapia puede resultar en dolor crónico y alteraciones de la apariencia de la mama, en cuanto a su volumen, consistencia y color de la piel. Sin embargo, su efectividad está comprobada logrando curar a la mayoría de las pacientes.

En las etapas iniciales, la radioterapia ofrece un pronóstico de sobrevida a diez años de aproximadamente un 90%. “Además de la radioterapia, la mayoría de las pacientes reciben otros tratamiento adyuvantes, como quimioterapia y/o hormonoterapia, que ayudan a disminuir aún más el riesgo de recurrencia del cáncer”, precisa la doctora Vargas.

El estudio demostró una equivalencia en cosmesis entre la radioterapia hipofraccionada versus la convencional, siendo mucho más conveniente para las pacientes la radioterapia hipofraccionada. Además, las pacientes reportaron un alto grado de satisfacción con el tratamiento y la gran mayoría no tendría dudas en repetirlo si fuera necesario.

Dra. Lorena Vargas

La doctora Lorena Vargas egresó de la Universidad de los Andes. Trabajó un año en la salud pública, y desde hace dos años realiza la beca de radiooncología de la Universidad Diego Portales en Clínica IRAM.

Más de 40 años haciendo compromiso con la vida

Trabajamos día a día por la calidad y la optimización del ambiente de trabajo para lograr la excelencia en el servicio al paciente: nuestro objetivo.