Noticias

18 mayo 2015

El 90% de los casos de cáncer de pulmón está asociado al tabaco

Paradójicamente, el cáncer de pulmón es uno de los tipos de cáncer de mayor incidencia y mortalidad, pero también uno de los que más se pueden evitar, pues su causa principal es el consumo de tabaco, una adicción que puede prevenirse con una toma de conciencia del daño que produce a nuestro organismo. En efecto, el 90% de los casos diagnosticados están asociados al tabaquismo, tal como señala el doctor Raúl Rivera Sánchez, oncólogo y radioterapeuta de la Clínica IRAM.
Este especialista de la Universidad de Chile con posterior Certificación de Especialista en Radioterapia Oncológica en el Gustave Roussy Institute of Oncology de París. Desde el 2005 es consultor en el Hospital del Tórax. Su amplia experiencia nos permite conocer con más detalle esta enfermedad.

Cáncer pulmonar

El cáncer pulmonar se produce cuando las células de este importante órgano crecen descontroladamente, y forman una masa o tumor. A medida que el tumor crece puede desprender células cancerosas que pueden ser transportadas por la sangre, la linfa o en la pleura.

La linfa circula por unos conductos llamados vasos linfáticos que se vacían en los ganglios linfáticos, unos órganos diminutos que ayudan a combatir las infecciones, y que se encuentran en varias partes del cuerpo. Cuando las células cancerosas se desplazan hacia un ganglio linfático se produce la metástasis, y baja la probabilidad de curación de la enfermedad.
El cáncer de pulmón también puede propagarse hacia las paredes torácicas, las costillas, los músculos, o penetrar dentro del pulmón hacia los bronquios.

Existen dos tipos principales de cáncer pulmonar: El cáncer pulmonar de células no pequeñas, y el cáncer pulmonar de células pequeñas. El primero es el más común, y agrupa a distintos tipos de cáncer similares en su tratamiento y pronóstico: el carcinoma de células escamosas de pulmón, los adenocarcinomas, y el carcinoma pulmonar de células grandes están entre ellos. Dependiendo de la etapa, se puede tratar con cirugía, radioterapia, quimioterapia o la combinación de los anteriores.
El cáncer pulmonar de células pequeñas, también llamado cáncer microcítico, suele aparecer en la parte central de los pulmones, y casi siempre invade otras partes del cuerpo desde el inicio. Representa el 10-15% de todos los cánceres de pulmón, y es el más agresivo. Su tratamiento requiere quimioteparia y radiación.

Atención con los síntomas

Los síntomas que indican la presencia del cáncer de pulmón son: tos, expectoración con sangre, dolor del tórax, falta de aliento, ronquera, cansancio y pérdida de peso. Según el doctor Rivera, muchos de estos síntomas suelen pasarse por alto y confundirse con alguna afección respiratoria, por lo que el paciente deja pasar un tiempo valioso antes de pensar en la posibilidad de padecer de cáncer.

“En gran parte de los casos, la enfermedad se diagnostica en etapa avanzada, y las terapias que se disponen entonces no tienen los resultados que quisiéramos”, afirma.

En cuanto a los pronósticos de recuperación, si el cáncer se detecta en una etapa precoz existe un 80% de probabilidad de cura; en cambio, si el cáncer sale del tumor primario y hay ganglios linfáticos comprometidos, esta esperanza desciende entre 15 y 25 por ciento. Cuando hay metástasis en órganos distantes (hígado, cerebro, huesos, etc.) la sobrevida a 5 años es anecdótica.
El cáncer de pulmón es la primera causa de mortalidad por cáncer en los hombres, y la tercera en las mujeres, después del colón y la mama. Los pacientes generalmente están entre los 50 y 60 años de edad.

¿Por qué siendo el tabaco un hábito tan nocivo es tan difícil de abandonar?

– Es difícil de explicar. El tabaco provoca una adicción que muchas personas no pueden manejar. Hay pacientes que tienen cáncer o que se han recuperado de él, y siguen fumando.
Se debe recalcar que no existe una manera menos nociva de fumar, no importa si el tabaco se consume como cigarrillo, habano, o en pipa. “El cigarrillo común es el que causa más casos de cáncer, y quienes fuman en pipa se arriesgan a desarrollar cáncer en la cavidad bucal”, dice el doctor Rivera, quien añade que la peor manera de fumar es enrollando uno mismo el tabaco en papel de cigarrillo, sin ponerle un filtro.
Si se ha sido fumador por muchos años, y se abandona el hábito, aún persiste la posibilidad de sufrir cáncer, pues como asegura el doctor Rivera: “El daño pulmonar queda, y el riesgo no desaparece”.

Expertos en cáncer pulmonar

Ubicada en la comuna de Vitacura (Santiago), La Clínica IRAM cuenta con 40 años de experiencia en el combate del cáncer, y recibe una gran cantidad de pacientes con cáncer pulmonar gracias a su alianza con el Instituto Nacional del Tórax, más conocido como Hospital del Tórax.

¿Qué diferencia a la Clínica IRAM de otros centros médicos oncológicos?

– Tenemos mucha experiencia y un equipo multidisciplinario. Todos los médicos participamos en las decisiones del tratamiento de nuestros pacientes, lo que es una doble garantía. El equipo médico valora cada caso, y surgen nuevas posibilidades de tratamiento, porque hay aportes de todos. Desde el punto de vista técnico, los equipos son de avanzada.

En la clínica se proporciona, por ejemplo, la Radioterapia de Intensidad Modulada (IMRT), que es un tratamiento de avanzada para el cáncer de pulmón. Esta modalidad de radioterapia administra dosis de rayos X con una alta precisión a un tumor maligno y evita irradiar a dosis elevadas los órganos sanos (corazón, médula espinal, pulmón sano, etc.).

“En unos meses comenzaremos a utilizar una forma de radioterapia estereotáxica corporal (SBRT) para atacar tumores pequeños que no pueden ser operados, y que nos situará en un escenario de vanguardia médica”, adelanta el doctor Rivera.

La radioterapia estereotáxica corporal incorpora control de la posición del tumor y seguimiento de este de acuerdo a los movimientos respiratorios, lo que permite entregar una dosis por fracción mucho mayor que los tratamientos convencionales de radioterapia, y por lo tanto aumenta la efectividad del tratamiento.

Gracias a un equipo médico de excelente formación, gran experiencia y avanzada tecnología, Clínica IRAM es un centro oncológico idóneo para tratar esta y todas las patologías oncológicas.

Más de 40 años haciendo compromiso con la vida

Trabajamos día a día por la calidad y la optimización del ambiente de trabajo para lograr la excelencia en el servicio al paciente: nuestro objetivo.